Votre site de confiance pour apprendre et se perfectionner en Espagnol - Plus de 5 millions de visiteurs depuis sa création
Désormais le contenu du site est 100% gratuit suite à de nombreux plagiats de documents revendus illégalement sur le net
Cours d'espagnol - Apprendre l'Espagnol en ligne facilement - Fiches de cours - Traduction espagnol français - Commentaires et sujets du Bac Espagnol Cours d'Espagnol.com
Utilisateurs en ligne : 9    Aujourd'hui : 445    Total : 5109135     


Cartas desde el infierno

 

 

Carta a María

 

 

Esta carta fue escrita por el gallego Ramón Sampedro en un libro cuyo título es Cartas desde el infierno”. La obra que recopila sus experiencias, tormentas y su voluntad de morir se publicó en 1996. 

El hombre tenía gran avidez por la libertad, por eso se embarcó muy joven todavía en un mercante como mecánico lo que le permitió recorrer el mundo. A los veinticinco años se tiró al agua desde una roca por un día de marea baja y se rompió la séptima cervical.  Quedó tetrapléjico. La tetraplejia lo mantuvo paralizado del cuello para abajo y le impidió que hiciera por sí mismo las cosas más sencillas. Por supuesto quedó postrado en la cama luchando durante unos veintinueve años por el derecho a la eutanasia. Tuvo que acudir a la vía judicial pero no ganó su proceso que duró unos cinco años. Y fue con la ayuda de unos amigos suyos ( once amigos en total ) cuando acabó por quitarse la vida el 12 de enero de 1998 tomando cianuro frente a una cámara de video. 

Claro desencadenó su caso gran debate en España ya que fue el primer español en reclamar el derecho a la eutanasia.

El hecho fue que se carteó con muchas personas conmovidas por la tragedia y sobre todo por su lucha. Mayoritariamente las cartas procedían de gente totalmente desconocida.

Este escrito es precisamente un ejemplar del famoso carteo y es una respuesta por parte de Ramón a una carta que le dirigió una estudiante llamada María.

El tema de la epístola abarca el derecho a morir con dignidad y son tres las partes. Primero, Ramón confiesa los sentimientos suyos frente a la vida. Después evidencia lo diario de su vida. Por fin aconseja a María. 

 

 

En las primeras líneas Ramón empieza ya por defender su opinión. En efecto observa cierta similitud entre la niñez y su estado actual. Demuestra que recién nacidos, cuando estamos en la cuna hasta que podamos volar con nuestras propias alas , lloramos para que alguien venga a cogernos en brazos porque deseamos participar en lo que nos rodea, queremos movimientos y cierta libertad. Pero a menudo se nos coloca un chupete a modo de respuesta, para que acabemos con los gritos, olvidemos nuestro propósito y pensemos en otra cosa. Según Ramón es lo que le sucede, está aquí en la cama postrado, incapacitado físicamente y gritando cada vez más libertad ya que se siente prisionero. Él se aparenta al niño que ve a los demás desde abajo en la cama, a los que “se hacen el sueco” . Pero no pierde de vista su propósito, no se deja distraer ( “no distraerme” ), no quiere mirar a otras partes, no quiere hablar de otras cosas y no quiere rezar ( “ justicia e igualdad te van a responder que hables de otras cosas…rezar”).

Sigue reclamando esta libertad que tanto le gustaba  y en la que siempre está pensando, libertad que hoy es para él el derecho a morir. Es su voluntad personal y desea que se la respetan.

Con esta reflexión advierte a María pidiéndole que esté muy atenta cuando reclame libertad(no te distraigas”) ya que tendrá ella que poner de realce sus convicciones y sus deseos.

 

Luego, confiesa a María que ya sabe que la pregunta que le formuló ella aludía a lo qué hacía para matar el tiempo ( “Ya sé”). Explica aclarando a la vez su respuesta que no se aburre durante tanto tiempo empeñándose en concentrarse en lo mismo ( “ no me distraigo pensando en lo mismo”, “ tengo que imponerme una disciplina mental ”).  Expone que su vida es algo diferente de la suya y que es monótona por ser un ritual. Cada día se despierta a las ocho y media, dedica una hora y a veces una hora y media en escuchar música, luego desayuna, después el tiempo restante lo emplea en leer o escribir. Todo está regulado como un reloj, no hay ninguna sorpresa, incluso sabe cuando vendrá alguien para cambiarle de postura, es una rutina insoportable que se ha vuelto un infierno ( “ cada tres horas”).

Pero que “el poder” judicial intente hacerlo todo para que la mayoría mire “como borregos” hacia lo que quiere ella es lo que más le pesa y lo indigna ( “ aterrador”). Quiere él que su deseo y de muchos otros que sufren ( los enfermos terminales, los tetrapléjicos ) suscite una controversia y que ya no se considere la eutanasia como si fuera un tabú.

 

 

 

En una última parte Ramón procura aconsejar a María pidiéndole que defienda la democracia para que obtenga ella Libertad (Defiende, María el sistema político democrático”). Y a su juicio, defender la democracia empieza por respetar a los demás, escuchar sus convicciones personales y tolerarlas. Y tolerar es precisamente no decidir en lugar del otro aceptando su razonamiento(hábito de tolerancia y respeto”). Es obvio que para conseguir tal meta la primera etapa es el respeto de sí mismo que es imprescindible ya que “abre el camino a la tolerancia”(Comenzar por vosotros mismos”). Luego, la segunda etapa consiste en mostrar el camino para que cada uno tiene se respeta defendiendo su punto de vista, sus creencias privadas(con vuestros propios hijos”). Por eso es  necesario analizar y criticar exponiendo su propia opinión ( “critica analítica”).

Ramón opina que el autoritarismo conduce finalmente a tomarse la libertad del otro porque no se le permite la expresión  y por lo tanto no puede defender sus ideas ( “mantener el principio de autoridad de modo antidemocráticos”).

Lo que es irracional e injusto para uno no lo es forzosamente para el otro y “buscar las causas y el origen de tal o tal pensamiento” es obviamente democrático.   

Procurar la muerte sin dolor a una persona con la meta de poner fin a sus sufrimientos es para Ramón una legitimidad democrática, y conseguir esta meta es su manera de “distraerse”(forma de distraerme”). 

 

 

 

En resumidas cuentas, con esta carta Ramón invita a María a una reflexión sobre la pertinencia de las creencias personales y del libre albedrío de cada uno. Le propone  una meditación sobre la vida y la muerte. El mensaje suyo es que el derecho de morir es un derecho humano y por lo tanto negarlo es negar la democracia.

Les explications et Analyses de Textes sont produites exclusivement par Cours d'espagnol.com
Bac d'Espagnol - Oral et Ecrit du Baccalauréat

Si vous ne trouvez-pas l'explication désirée - merci de nous contacter directement

Recherche de Texte ou d'Explication de Texte



Plan du site | Services | Nos vidéos | Forum Espagnol | Ressources | Contactez-nous

2006 - 2018 © Cours d'Espagnol.com