Votre site de confiance pour apprendre et se perfectionner en Espagnol - Plus de 5 millions de visiteurs depuis sa création
Désormais le contenu du site est 100% gratuit suite à de nombreux plagiats de documents revendus illégalement sur le net
Cours d'espagnol - Apprendre l'Espagnol en ligne facilement - Fiches de cours - Traduction espagnol français - Commentaires et sujets du Bac Espagnol Cours d'Espagnol.com
Utilisateurs en ligne : 11    Aujourd'hui : 102    Total : 5108799     


¿ Tomará un café?

 

 

Valiéndose  de la caricatura en su novela, Las islas extraordinarias, el escritor y periodista español Gonzalo Torrente Ballester procura exponer la figura del dictador.

Sin embargo no pinta a ningún dictador en particular ni a ninguna dictadura sino más bien a lo que encarna el poder político y los efectos que acarrea su función y ejercicio.

Así este fragmento sacado de la dicha novela es el ejemplo por excelencia de la parodia ya que  relata una anécdota caricatural en la vida de un dictador latinoamericano.

 

 

La anécdota

 

 

Gonzalo Torrente Ballester sitúa la acción en seguida. Así el lector se entera de que se trata de una entrevista en el palacio presidencial de un dictador latinoamericano y que son dos los protagonistas( el dictador y el narrador).

Empieza la escena con un diálogo entre ambos protagonistas al igual que una obra teatral. En efecto en el fragmento se nota la teatralización con una alternancia de diálogos y apartes que señalan una acción ( L 5 – 14 - 24   ) o un escenario ( L 13-14 ).

Primero habla el dictador y le agasaja al narrador con un café. Tras haberle preguntado sobre sus gustos ( L 3 ) llama a un camarero para que le traiga “dos cafés solos” con coñac ( L 6 ).

En un santiamén aparece un camarero mulato con lo pedido y sirve los cafés( L 13-14 ).

El dictador le manda  al criado que pruebe el café, y éste cae al suelo y después de un sufrimiento(dio un respingo”, cayó al suelo gimiendo”) atroz muere de repente( L 20-21 ).

Parece importarle un bledo al dictador lo sucedido ya que ni siquiera se preocupa por el cuerpo que yace. Continúa hablando al narrador con indiferencia como si no hubiera ocurrido nada, parece ser para él una pequeñez. Y le explica que eso sucede muy a menudo ( L 22-23 ) y a su juicio la lástima es que le cuesta mucho trabajo encontrar a un camarero hoy día. Hay que advertir aquí la ironía del autor, porque ya comprende el lector, que el dictador suele mandar probar su comida o bebida a sus camareros y que desafortunadamente muchas veces éstos pasan a vida mejor. Por eso tiene que pagarlos muy caro visto el peligro de tal empleo.

Además  le confiesa que no hay que preocuparse ya que en semejantes casos siempre tiene al alcance de la mano otra cafetera por si acaso. Otra vez aquí se nota ironía por parte del autor ya que hace hincapié en que más importa beberse un café que la muerte de una persona.

El narrador por lo que le concierne queda algo desconcertado, en efecto le cuesta mucho creer que ha muerto el mulato ( L 29). Pero después de todo tiene algunas dudas, por eso le da una patadita al hombre yacente y en efecto comprueba que está muerto.

 

 

Figura del dictador

 

 

Se aclaran en seguida los rasgos de carácter del dictador. En efecto el lector se da cuenta de que es un militar eficiente ya que consigue sus objetivos empleando la mínima cantidad de recursos. Así sus preguntas son muy directas ( L 1,2,6,15,17 etc. ), sus frases cortas y  sus órdenes firmes ( L 6, 19, 25 ).

No hay que contradecirle no lo aceptaría, muy bien se ve que es hombre acostumbrado a que todos ejecutan sus órdenes sin decir ni una palabra (  L14 ) y los ojos cerrados. Es hombre de poder y “lleva la batuta” ( L 25 ).

Nada lo desviará de su meta y sobre todo no la muerte de un camarero que al parecer sólo representa para él un inconveniente menor en su vida de dictador. Es una persona cínica.

Pero por su función no puede fiarse de nadie y sabe que numerosos son los que desean su muerte. Queda siempre alerta y sospecha la menor trampa, sabe desbaratarla, es astuto como un zorro. Es como si lo supiera todo antes. Es obvio que debe tener a muchos espías para anticiparlo todo así pero desde luego tuvo que conocer muchos golpes de estado también y por eso nada tiene que cogerlo de improviso.

Hay que advertir su quietud, no experimenta ansiedad a pesar de todos los peligros circundantes. Sabe controlar la situación en cualquier circunstancia.

 

 

Sentimientos del narrador

 

 

El narrador presencia una situación que resulta incapaz de controlar y sobre todo de valorar porque no la entiende.

En efecto la situación toma cariz impensado. Y a lo largo del fragmento el silencio del narrador transforma un diálogo en monólogo. Su sorpresa y seguro su susto se refleja a través de su mutismo y meditación. En efecto toma la palabra sólo dos veces ( L 4, 8 ).

La atmósfera de la escena es muy relajante. En efecto al principio sólo se trata de una entrevista entre él y el dictador, entrevista al igual que una charla entre amigos después de la comida cuando se aparta en el salón para fumar un puro y tomar un café con licor.

El dictador parecer ser un hombre natural diferente de lo que se imagina uno cuando se habla de dictador. En efecto crueldad y soberbia suelen representar la personalidad de un dictador. Non obstante él es, a primera vista, un hombre amable a quien le gusta de vez en cuando tomarse una copita de ron lo que le vale la fama de borrachín.

Así cuando cae el camarero al suelo, el narrador no entiende nada porque no experimenta sorpresa su interlocutor. Pero como ya se ha dicho lo había previsto todo éste.  

Es cuando el narrador toma consciencia de que si no es un simulacro la muerte del camarero, entonces la muerte reside en todas partes en este palacio.

El narrador sabe que a partir de ahora puede ocurrir cualquiera cosa en cualquier momento.

 

 

 

Gonzalo Torrente Ballester se divirtió mucho al presentar una parodia a propósito de un dictador latinoamericano y lo que representa su vida. Lleva a la escena un complot contra un dictador acostumbrado a desbaratar periódicamente cualquiera conspiración.

Algo que le parece de otro mundo al narrador pero a decir verdad al analizar la historia de América Latina y de sus dictadores se puede opinar que no es tan lejos la realidad.

Les explications et Analyses de Textes sont produites exclusivement par Cours d'espagnol.com
Bac d'Espagnol - Oral et Ecrit du Baccalauréat

Si vous ne trouvez-pas l'explication désirée - merci de nous contacter directement

Recherche de Texte ou d'Explication de Texte



Plan du site | Services | Nos vidéos | Forum Espagnol | Ressources | Contactez-nous

2006 - 2018 © Cours d'Espagnol.com