Votre site de confiance pour apprendre et se perfectionner en Espagnol - Plus de 4 millions de visiteurs depuis sa création
Cours d'espagnol - Apprendre l'Espagnol en ligne facilement - Fiches de cours - Traduction espagnol français - Commentaires et sujets du Bac Espagnol Cours d'Espagnol.com
Utilisateurs en ligne : 4    Aujourd'hui : 815    Total : 4986504     





Guerrillero




Toño un joven colombiano, decidió  " meterse a la guerrillera", a las FARC (Fuerzas Armadas Revolucionarias Colombianas).

 

El día de la partida, Toño salió de la casa muy temprano, sin despedirse de nadie. Clarita, su hermana menor, fue con él hasta la estación de buses y ahí se despidieron, frente a un puesto de gaseosas Lux. A la hora prevista el bus arrancó y lo que Toño nunca supo fue que Clarita corrió para verlo irse  desde el otro lado de la avenida, soltando lágrimas a medida que se alejaba. Clarita lloró como una novia. A ella le pareció bien que Toño se fuera a hacer la revolución, pues la verdad era que en el país había mucha  pobreza y sobre todo una gran injusticia. Todo estaba mal repartido en Colombia y por eso Clarita se sentía orgullosa de su hermano. Él iba a dar la vida, si fuera el caso, para que los pobres no fueran tratados mal. Pero le daba pánico. La verdad es que hubiera preferido que la revolución la hicieran otros, pues Toño era el varón joven de la familia. En toda casa hace falta un varón joven, pero qué se le iba a hacer. Toñito se había ido a hacer la revolución y ahora tocaba acomodarse.

Una mañana, cuando la familia ya estaba muy preocupada, alguien tiró un sobre  por debajo de la puerta. Era una carta de Toño. La madre la leyó en voz alta a los hijos y al marido. Toño decía que se había ido a cumplir con su deber patriota; que era un soldado del pueblo y que debían sentirse orgullosos; que la nueva Colombia, la de todos, se iba a levantar con el sacrificio de jóvenes como él.

Pero el papá, que era muy conservador, se enfureció. Fue la cocina y sacó la escopeta.

- ¡Qué guerrilla ni qué  carajos!- Gritó-. Me voy a traer a mi hijo.

La mamá lo agarró del brazo.

-Antonio, cálmese, si lo ven con eso por la calle lo llevan preso - le dijo -. Y ni siquiera tiene cartuchos.

 

 

 

                                                                                                                       Santiago Gamboa, Vida feliz de un joven llamado Esteban, 2000




Plan du site | Services | Nos vidéos | Forum Espagnol | Ressources | Contactez-nous

2006 - 2016 © Cours d'Espagnol.com