Votre site de confiance pour apprendre et se perfectionner en Espagnol - Plus de 4 millions de visiteurs depuis sa création
Cours d'espagnol - Apprendre l'Espagnol en ligne facilement - Fiches de cours - Traduction espagnol français - Commentaires et sujets du Bac Espagnol Cours d'Espagnol.com
Utilisateurs en ligne : 5    Aujourd'hui : 816    Total : 4986505     





La trenza sacrificada




- No eres capaz de cortártela para mí - dijo, brillándole los ojos.

Yo no había soñado siquiera una felicidad mayor que la de que él me pidiera algo.

La magnitud del sacrificio era tan grande, sin embargo, que me estremecía. Mi cabello, cuando yo tenía dieciséis años, era mi única belleza. Aún llevaba una trenza suelta, una única, gordísima trenza que me resbalaba sobre el pecho hasta la cintura. Era mi orgullo. Román la miraba día tras día con su sonrisa inalterable. Alguna vez me hizo llorar esa mirada.

Por fin no la pude resistir más y después de una noche de insomnio, casi con los ojos cerrados, la corté. Tan espesa era aquella mata de cabello y tanto me temblaban las manos que tardé mucho tiempo. Instintivamente me apretaba el cuello como si un mal verdugo tratará torpemente de cercenarlo.

Al día siguiente, al mirarme al espejo, me eché a llorar. ¡Ah que estúpida es la juventud!...

Al mismo tiempo un orgullo humildísimo me corroía enteramente. Sabía que nadie hubiera sido capaz de hacer lo mismo. Nadie quería a Román como yo... le envié mi trenza con la misma ansiedad un poco febril, que fríamente parece tan cursi, de la heroína de una novela romántica. No recibí ni una línea suya en contestación.

 

Carmen Laforet, Nada, 1944




Plan du site | Services | Nos vidéos | Forum Espagnol | Ressources | Contactez-nous

2006 - 2016 © Cours d'Espagnol.com